La rivalidad de las marcas ha llegado lejos. En esta ocasión presentamos a McDonalds vs Burger King.

El último ‘encontronazo’ entre titanes lo ha generado McDonald’s, al lanzar un sencillo, pero efectivo anuncio en Alemania en el que su gran competidor no sale muy bien parado. Este nuevo ejemplo de publicidad comparativa tiene el innegable mérito de transmitir un mensaje muy contundente sin necesidad de utilizar palabras, ya que la escena que muestra es suficientemente reveladora.

En el spot, creado por DDB Germany, se ve a un niño sentado tranquilamente en un parque a punto de disfrutar de unas patatas y una hamburguesa de McDonald’s. Pero para su desgracia, aparecen tres chavales que sin decir nada se llevan su comida y le dejan resignado sin poder darle ni un bocado. La escena se repite una y otra vez, haciéndole los ‘matones’ la vida imposible al protagonista. Hasta que se le ocurre una genial idea para hacerles desistir…

El método empleado por el niño para que sus enemigos pierdan el interés en su comida no es otro que engañarles, escondiendo las patatas detrás de una bolsa de Burger King. El plan funciona a la perfección, ya que ninguno de ellos le molesta al no sentirse en absoluto atraídos por los productos de esa cadena de comida rápida.

Como siempre ocurre con este tipo de anuncios, los piropos y las críticas conviven de forma no muy amigable en los espacios de opinión de la red. Muchos consumidores se limitan a mostrar su preferencia por una marca u otra, afectando este criterio a su manera de juzgar el spot.

Comparte en Redes..Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *